Cuida tus manos en invierno💙

Enrojecimiento, ardor e irritación son síntomas comunes que presenta tu piel cuando la temperatura disminuye, más aún si se encuentra expuesta directamente al frío.

Si tu piel es sensible a factores externos, tus manos serán unas de las primeras zonas de tu cuerpo que experimentará cambios molestos, los cuales te acompañaran durante varias semanas en caso de no tomar las medidas y cuidados correspondientes.

Recuerda que nuestra piel es una tremenda barrera de protección que tiene como función protegernos de agentes que pueden causarnos daño, está compuesta por millones de células que conforman su estructura, proteínas y otros componentes ricos en ácidos grasos que conforman un soporte de impermeabilidad.

En condiciones adversas la piel puede soportar este ambiente hostil, sin embargo cuando estas características se vuelven frecuentes y se mantienen en el tiempo se comienzan a observar las primeras molestias como; piel seca, descamación, irritabilidad, entre otros. Pero ¿Qué podemos hacer para disminuir estas situaciones adversas si sabemos que las molestias se presentarán de igual modo? Pues bien, adelantarnos en el tiempo puede generar un gran cambio.

Utilizar elementos de protección, como guantes tradicionales o guantes con su interior de algodón pueden retrasarla aparición de síntomas. Evita la exposición directa a cambios de temperatura, frío constante, lavar con agua fría o quedarse con las manos mojadas mucho tiempo, ya que debilitarán la barrera de protección dérmica y las consecuencias, ya la conocemos.

¡También complementar el cuidado de tu piel con nuestros productos es sin duda una muy buena opción 💙!

¿Necesitas información? Escríbenos y te ayudamos 💙💙💙

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.